Tiene que inventar algo
Antiguamente se pensaba que las patatas eran un problema a la hora de cocinar: ¿Qué puede hacer uno con ellas? Reyes y gobiernos promovieron su cultivo en Europa pero, durante mucho teimpo, no tuvieron éxito. 
Al llegar la hambruna la sociedad comenzó a darse cuenta de lo fácil que era cultivar patatas y a descubrir distintos métodos para cocinarlas. Aún así, pasaron 400 años hasta que las patatas finalmente consiguieron entrar la alta cocina.
De todas maneras, no olvide que es importante ser creativo, ya que las patatas por si solas no sorprenderán a sus invitados.

Añada el sabor que prefiera
Si le preguntan a qué sabe una patata probablemente le será complicado describirlo ya que esta no tiene un fuerte sabor propio. Por esta razón es fácil condimentar la patata con un toque personal y que sorprenda.
Las patatas se adaptan casi a cualquier idea creativa además de ser un perfecto acompañamiento para cualquier carne, pescado o legumbre. Incluso se ha llegado a hacer una pizza con patatas fritas, aunque no lo recomendamos.

Puré de patatas
Los franceses intentaron no comer patatas por nada del mundo. Sin embargo, durante los 7 años de la guerra, Antoine Parmentier (famoso farmaceútico alemán) fue encarcelado. Allí convenció a la Facultad de Medicina de París de que comer patata no era tan nocivo como se pensaba. Para disfrazarla, inventó el puré. 
Si usted hace un puré, podrá añadir casi cualquier ingrediente que le venga a la cabeza (al menos el resultado final tendrá algún sabor). La Minipimer Multiquick Artiste de Braun le ayudará a mezclar patatas con verduras, especias, mantequilla, aceite de oliva o lo que usted quiera. 

Varias opciones
Se dice que hay cerca de 5.000 variedades de patatas. Lo que es aún más sorprendente es que, debe haber casi el mismo número de formas para prepararlas. 
Puede hervirlas, dorarlas, freírlas, hornearlas, asarlas, preparar rösti o puré, hacerlas al vapor o a la cacerola, hacer con ellas pasteles o croquetas… Cada región del mundo ha encontrado su forma favorita de prepararlas.
Si ninguna de estas formas le convence siga nuestro truco: añada algún tipo de salsa, encuentre una receta, enchufe su Minipimer Multiquick Artiste de Braun y empiece a cortarla en rodajas o revolver hasta que consiga el sabor perfecto. 

Pruebe todo tipo de manjares
Aunque es común pensar lo contrario, una patata es baja en calorías y tiene características muy saludables. Consumiendo 150 gr. de patatas obtendrá alrededor del 45% de la cantidad diaria recomendada de vitamina C. 
Además, comiendo patata se enrequicerá de potasio, vitamina B6, tiamina, riboflavina, folato, niacina, magnesio, hierro, zinc y muchos otros nutrientes que su cuerpo necesita a diario. 
El contenido en fibra, equivalente al del pan integral, es extraordinario (si se come la patata con piel). La piel de la patata también es muy beneficiosa ya que protege contra las enferemedades cardiovasculares bajando la tensión. ¡Cuídese!