The right water is crucial

Ya que el 98% de una taza de café es agua, la calidad del agua de grifo afecta al deleite del café. Su sabor depende del método de preparación y de la calidad del café y el agua. El café sólo puede desarrollar su verdadero aroma con el agua adecuada.

El carbonato de calcio contenido en el agua potable, varía en gran medida de una región a otra. El café y el agua dura, con su alto contenido en carbonato de calcio, no se llevan bien. El depósito de carbonato de calcio, afecta el desarrollo de sabores de primera calidad durante la preparación del café. Por esta razón, la mayoría de las cafeteras Braun están equipadas con un filtro de agua de alta calidad, marca Brita.

Braun y Brita, líderes mundiales en fitrado de agua, han desarrollado un filtro de agua especial para la línea CaféHouse de Braun. Una fina malla atrapa cualquier partícula presente en el agua de grifo, mientras una resina de intercambio iónico disminuye la dureza del agua y las concentraciones de aluminio, cobre y plomo. La filtración por carbón activado se encarga del cloro y otras impurezas que afectan el sabor del café. Todo esto permite que su café descubra completamente su aroma, y minimiza la calcificación de su cafetera.

Recomendamos que deje correr el agua por unos segundos, antes de tomar la que usará para su café. El agua fría con más oxígeno ayudará a prevenir que su café quede insípido.