Temperatura y métodos de filtración

Brewing methods and temperature

La línea CaféHouse de Braun prepara el café con un método automático de filtrado por goteo. Esto ofrece muchas ventajas, sin quitar comodidad. Aunque la primera cafetera eléctrica de filtrado por goteo para uso casero no apareció hasta 1954, el descubrimiento definitivo se dio en 1908. Durante siglos, el café había sido preparado hirviendo los granos en agua, hasta que una tal señora Bentz de Dresden, Alemania, se cansó del café amargo, que resultaba de un café sobreexpuesto, así que perforó una taza de metal, la cubrió con el papel secante que su hijo tenía para la escuela y virtió el agua hirviendo sobre el café molido. Había inventado el filtro de café.

La tecnología de filtro por goteo ha recorrido un gran camino desde entonces. Las cafeteras CaféHouse de Braun, por ejemplo, están equipadas con un sistema de filtrado rápido que aseguran una extracción profunda, pareja y rápida del aroma del café molido, a la temperatura ideal. Nada podría ser mejor o más conveniente.

La temperatura y la duración del ciclo de filtrado son cruciales para una buena taza de café. Ciertas investigaciones han demostrado que la mejor temperatura de filtrado es de 90-96º C. La temperatura correcta en este proceso permite la mejor preservación y percepción posibles del aroma, para obtener el máximo sabor. Mientras muchas cafeteras filtran el café a bajas temperaturas, la línea CaféHouse de Braun asegura la temperatura ideal del agua, al entrar en contacto con el café molido.

La velocidad de extracción es crucial para la mayor cantidad de sabor, la duración del ciclo de filtrado para un sabor perfectamente balanceado. Si el café se extrae por mucho tiempo, se torna amargo. Las cafeteras Braun CaféHouse están diseñadas específicamente para ofrecer un ciclo de filtrado ajustado al tiempo preciso.

La temperatura para tomar el café está cerca de los 60-70º C. Por cierto, hasta la mejor taza de café se arruina si se mantiene caliente por más de media hora.