Tarta de chocolate y arándanos

Tarta de chocolate y arándanos

  • 0 of 5

Tarta de chocolate y arándanos

 

Preparación:

Para la capa exterior de arándano
 
Vierta la mitad del zumo de arándanos en un pequeño tazón y rocíela con gelatina. Déjela reposar hasta que ablande, alrededor de 15 minutos.
Mezcle el resto del zumo de arándano, los arándanos, el azúcar, el zumo del limón y la ralladura, el jengibre y la sal en una cacerola mediana. Lleve la mezcla hasta un hervor intenso, agitando hasta que el azúcar se disuelva.
Reduzca hasta una temperatura media, y hierva a fuego lento hasta que los arándanos estén suaves. No los deje reventar y asegúrese de que se mantengan firmes, alrededor de 5 minutos. Ciérnalos en un tazón y separe los arándanos.
En el tazón, agregue la mezcla de gelatina al zumo caliente, revolviendo hasta que esta se disuelva. Agite los arándanos en el zumo. Enfríe hasta que la mezcla de arándano esté fría y ligeramente espesa. Esto le tomará al menos 8 horas, o déjelo durante la noche. Esta mezcla puede ser preparada con dos días de anticipación. Cubra y enfríe.
Revuelva el jengibre picado y almibarado en la mezcla de arándano.
Para la capa exterior 
 
Coloque la rejilla en el centro del horno precalentado a 200°C. Combine en un tazón mediano las migas de galletas de chocolate, el azúcar y la sal. Añada 5 cuacharaditas de mantequilla derretida y revuelva hasta que las migas se sientan húmedas cuando se oprimen con los dedos, añadiendo el resto de la cucharadita de mantequilla derretida si la mezcla está seca. Vierta el chocolate derretido en la mezcla de miga y remueva para que quede bien cubierto.
Presione firmemente la mezcla de miga contra el fondo y los lados de la cacerola. Hornee la corteza de chocolate durante 10 minutos aproximadamente, hasta que empiece a asentarse y esté ligeramente crujiente, presionando con una cuchara si la corteza se esponja durante el horneado. Pase la cacerola con la tarta a la rejilla y deje enfriar la corteza completamente antes de rellenar. Métalo en la nevera durante unas cuantas horas para permitir que el chocolate se endurezca.

Para el relleno con mascarpone

Con una batidora eléctrica y en un tazón mediano, agite todos los ingredientes excepto el jengibre, hasta que tenga la consistencia precisa para esparcir. No se exceda en el batido o la mezcla puede cuajar. Esparza rellenando la corteza fría. Cubra y enfríe durante la noche.
Esparza la mezcla de arándanos en forma pareja sobre el relleno de mascarpone. Enfríe por lo menos durante dos horas, hasta un máximo de 6. Corte la tarta en cuñas y sirva frío, cubriendo con salsa de chocolate.

Ingredientes

Cubierta de arándanos

120 ml. de zumo de arándanos. Para uso compartido
1 cucaharadita de gelatina sin sabor
340 g. de arándanos frescos o congelados
150 g. de azúcar
2 cucharaditas de zumo de limón recién preparado
1 cucharadita de cáscara de limón, finamente rallada 
1 cucharadita de jengibre fresco, pelado y rallado
Una pizca de sal
4 cucharaditas de jengibre endulzado, finamente picado

Capa exterior

200 a 250 g. de galletas de chocolate molidas justo al final con un auxiliar de cocina (Yo uso galletas sencillas de mantequilla de chocolate)
150 g. de chocolate con leche entera, derretido (Yo derrito una tableta de Milka en un horno microondas)
50 g. de azúcar
1/8 de cucharadita de sal
90 g. de mantequilla sin sal, derretida

Relleno de mascarpone

250 g. de queso mascarpone
65 g. de azúcar pulverizada
120 ml. de crema batida fría
1 cucharadita de extracto de vainilla

Deja tu comentario

Calificación