Planchado sin arrugas

Planchar es una tarea de la cual quisieramos deshacernos. A veces usted se puede encontrar luchando con una plancha, solo para darse cuenta que ha quemado su falda o se ha arrugado más de lo que estaba.

Sus problemas con la plancha se han terminado. Escoja una plancha de buena calidad, como la TexStyle de Braun y luego, simplemente siga unos sencillos pasos para asegurarse de que su ropa sea la envidia de todos.


Cómo planchar una camisa

Cómo planchar una camisa

1. Desabroche todos los botones de la camisa, incluyendo los botones del cuello y los puños. Revise el material de su camisa; si es algodón, use una plancha de alta temperatura con suficiente vapor. Para otros materiales, consulte las instrucciones en la etiqueta.

2. Coloque el cuello plano sobre la mesa, de forma tal que planche el interior del cuello. Luego dóblelo hacia abajo y presione sobre la parte exterior del cuello.

3. A continuación las hombreras (la parte que atraviesa la línea del hombro). Colóquela en el filo de la mesa de planchar, luego planche hacia la mitad tan lejos como pueda. Mueva la camisa de tal modo que las zonas no planchadas queden sobre la mesa y repita el mismo movimiento hasta que toda la hombrera quede lisa.

4. Ahora coloque las mangas planas sobre la mesa de planchado, asegurando que la costura en la parte inferior quede recta. Planche haciendo movimientos cortos a lo largo de la manga, hasta llegar poco antes del borde sin costura. Cuando esté planchada en su totalidad, planche cuidadosamente el pliegue a lo largo del borde sin costura. Ponga plano el puño de la camisa sobre la mesa y planche. Haga lo mismo con la otra manga.

5. Ahora coloque uno de los lados del pecho de la camisa hacia el borde de la mesa. Planche cuidadosamente evitando los botones y use la punta de la plancha (la punta de precisión de vapor de Braun es ideal para esta tarea). Planche hasta llegar a los botones. Repita el mismo procedimiento en el otro lado del pecho y en la parte posterior de la prenda.

6. Cuelgue la camisa asegurándose de que los hombros cuadran en la percha.

 

Cómo planchar cuando existen encajes finos

Cómo planchar cuando existen encajes finos

1. Revise la temperatura indicada para planchar la prenda. Si no exige un planchado bien frío, plánchelo al final.

2. Estire el encaje sobre la mesa y asegúrese de que su plancha esté a una temperatura muy baja. Necesitará una plancha que le suministre vapor inclusive a esta temperatura, tal como lo hace la TexStyle de Braun.

3. Nuestro consejo: dele a su encaje una protección adicional, acoplando la exclusiva suela protectora para tejidos delicados. Esto reemplaza la toalla que se usaba anteriormente para proteger las telas delicadas.

4. Planche las prendas menos delicadas al final. Nuevamente, asegúrese de seguir las recomendaciones en la etiqueta de la prenda.

 

Cómo planchar prendas con mezcla de materiales.

Cómo planchar prendas con mezcla de materiales.

1. El truco aquí es empezar primero con la parte que requiera menos temperatura y usar una plancha con suela protectora para tejidos delicados (ver encajes finos) cuando sea necesario.

2. Sin embargo, si el cuerpo de la prenda requiere un planchado templado y otras partes requieren un planchado caliente, el planchado se realiza mejor por pasos, puesto que el cuerpo principal de la prenda podría volver a arrugarse mientras se hace cargo de otras áreas. 

Para resolver este problema, planche las zonas pequeñas con la plancha caliente, luego apáguela y deje la prenda durante media hora.

4. Ahora encienda la plancha a una temperatura baja y proceda con el resto.

 

Cómo planchar un vestido con chal

Cómo planchar un vestido con chal

1. De la misma manera que con la camisa, revise con qué graduaciones deberá usar la plancha y suelte cualquier lazo o broche.

2. Primero planche los lazos, el cuello (si su vestido lo tiene) y luego estire las mangas sobre la mesa de planchar.

3. Para evitar una costura arrugada en las mangas, plánchela con movimientos cortos sin hacerlo en ninguno de los bordes. Ahora dele la vuelta de tal manera que las secciones que faltan por planchar cerca de la costura y el borde queden ahora estirados y puedan ser planchados. De nuevo, evitando formar cualquier arruga en el borde.

Ahora, planche el cuerpo del vestido utilizándo la misma técnica usada con la camisa. Es recomendable planchar la parte superior del vestido antes que la falda, para prevenir de esta manera que esas horribles arrugas se formen de nuevo. Una plancha como la TexStyle de Braun, tiene un golpe de vapor en la punta, que proporciona un chorro de vapor que verdaderamente acelera el trabajo.