Alimentos a evitar

Sal
Nunca añadas sal a los alimentos para bebés y evita utilizar condimentos que contengan sal añadida. Si planeas hacer un puré utilizando lo que has cocinado para otros miembros de tu familia, no añadas sal durante la elaboración. Los miembros mayores de la familia pueden añadir sal en la mesa si lo desean.
Las dietas modernas ofrecen a menudo alimentos procesados que suelen contener mucha sal, pero los bebés necesitan muy poca sal en su dieta. La Agencia de Estándares Alimenticios del Reino Unido ha emitido las siguientes directrices sobre el consumo de sal para cada grupo de edad:

7-12 meses: 1g sal ( 0,4g sodio ) por día
1-3 años: 2g sal ( 0,8g sodio ) por día

Azúcar
Añadir azúcar puede fomentar el deterioro dental de los dientes de leche. Utiliza sustitutos como plátano hecho puré o leche materna o en polvo para endulzar la comida de ser necesario.

Miel
Evita la miel hasta que tu bebé tenga 12 meses ya que ocasionalmente puede contener bacterias. También puede conducir al deterioro dental.

Nueces
No se deben dar nueces enteras a niños menores de 5 años para evitar el riesgo de ahogo.

Alergias

El predominio de alergias o intolerancia a alimentos en niños pequeños entre 0 y 3 años está entre el 2-4%. Un pequeño número de alimentos son la causa de la mayoría de las alergias. Estos alimentos son la leche de vaca, los huevos de gallina, la soja, las nueces, el trigo, el pescado y el marisco. La alergia desaparece en alrededor del 90% de los niños cuando llegan a los 3 años.

Alergia al cacahuete
Con niños de riesgo (es decir, niños que tengan un historial familiar de alergia o niños que ya tienen alergia a algún alimento), sólo se les puede dar cacahuetes después de que cumplan los seis meses, tras haberlo hablado con el doctor, un profesional sanitario o un médico especialista que te aseguren que es seguro hacerlo.

Alergia a las proteínas de la leche de vaca
Si tu hijo tiene una reacción a la leche de vaca, deberías visitar a tu pediatra. Si se le diagnostica una alergia a las proteínas de la leche de vaca, deberás eliminar la leche de vaca y los productos con leche de vaca de la dieta de tu hijo. Eliminar todos los alimentos que tengan leche de la dieta de un niño podría significar que está consumiendo muy pocas proteínas, calcio y energía, por lo que es esencial dirigirte a un dietista especializado en pediatría que te aconseje qué dar de comer a tu hijo para que siga sano y creciendo bien.