Cómo cocinar y almacenar frutas y verduras

Cómo mantener todos los nutrientes saludables

Cocer al vapor frutas y verduras es el modo perfecto de retener sus sabor fresco y natural y todos sus sanos nutrientes. El hervir los alimentos seguramente reducirá la cantidad de vitaminas solubles en agua y de antioxidantes de los alimentos, sobre todo las vitaminas B y C.

Utilizar la Vaporera de Alimentos de Braun junto con la batidora manual Minipimer es un modo fácil y sano de preservar lo bueno en todas las frutas y verduras cocinadas que prepares para tu bebé, tenga la edad que tenga.

Almacenar lo que cocines

Ahorrarás tiempo y dinero si preparas grandes cantidades de comida para tu bebé y la congelas. Al comienzo del destete, las cubiteras con tapa pueden ser unos contenedores perfectos para una porción de puré de fruta o verdura. A medida que el apetito de tu bebé crece, necesitarás almacenar la comida en contenedores más grandes, aptos para el congelador, con tapa.

Consejos para almacenar la comida:

  • Utiliza únicamente un congelador que pueda congelar comida a -18ºC en 24 horas
  • Recalienta siempre la comida hasta que esté bien caliente. Deja que se enfríe y prueba la temperatura tú mismo antes de dar la comida a tu beb
  • No deberías volver a congelar comida que ya ha sido descongelada, excepto en el caso de comida congelada cruda que haya sido cocinada
  • Deberías usar o tirar la comida de bebé congelada a los dos meses de haberla congelado
  • No congeles ni plátanos ni aguacates

Descongelar y recalentar

Descongelar y recalentar

Cuando quieras dar de comer a tu bebé, coge una porción de la comida congelada de bebé de tu congelador y déjala a temperatura ambiente al menos una hora. Después calienta la porción a fondo y déjala enfriar hasta que esté a una temperatura apropiada para el bebé. Si utilizas un microondas, asegúrate de que remueves bien la comida, ya que la comida se calienta de forma irregular y podría quemar la boca de tu bebé. Si vas a descongelar fruta, que se come fría, puedes dejarla en la nevera durante la noche para que se descongele. Nunca vuelvas a congelar alimentos que ya han sido congelados y nunca recalientes la comida para bebés más de una vez.