Vitaminas y minerales esenciales

Es esencial que tu bebé obtenga todas las vitaminas que necesita para lograr un desarrollo saludable. Mira nuestro resumen.

  • Vitamina A

    Vitamina A

    La vitamina A promueve el crecimiento en general, ofrece una piel sana, buena visión (sobre todo nocturna) y evita las infecciones.

    Los pescados grasos, el hígado y los huevos son ricos en vitamina A.
    Los carotenos, hallados en verduras naranjas, rojas y verdes, se transforman en vitamina A en el cuerpo. 

  • Vitamina B

    Vitamina B

    La vitamina B estimula al sistema nervioso y es necesaria para convertir la comida en energía.

    El extracto de levadura, productos lácteos, huevas de pescado, carne, cereales, nueces, semillas y verduras contienen vitamina B.

  • Vitamina C

    Broccoli

    La vitamina C protege a las células de daños, ayuda a que se curen las heridas y absorbe el hierro.

    Los cítricos, los tomates, el brócoli, las espinacas, los pimientos y la grosella negra contienen vitamina C.

  • Vitamina D

    Vitamina D

    La vitamina D es necesaria para absorber el calcio.

    La luz del sol, el pescado graso, los huevos, las margarinas fortificadas y los patés contienen vitamina D.

  • Vitamina E

    Vitamina E

    La vitamina E es un antioxidante que protege las estructuras de las células de todo el cuerpo. El aguacate, los aceites vegetales, el pescado, los huevos, las nueces y las semillas contienen vitamina E.

  • Calcio

    Calcio

    El calcio es vital para tener unos huesos y dientes fuertes y sanos.
    La leche, el queso, el yogur, el pescado en lata con huesos comestibles (como el salmón y las sardinas grandes o pequeñas) contienen calcio.

  • Hierro

    El hierro es vital para tener la sangre sana. Como la carne roja es la mejor fuente de hierro, es aún más importante para la gente que no come carne consumir abundante vitamina C para ayudar con la absorción del hierro.
    La carne roja, el hígado, el pescado graso, los albaricoques secos listos para comer, otros frutos secos, legumbres, verduras con hojas y los cereales para el desayuno fortificados contienen hierro.