Cocinar con niños

Incluir a tus niños a la hora de preparar la comida les enseña a respetar lo que comen y les da confianza al realizar pequeñas tareas para toda la familia.
Aunque al principio puede parecer que es otro sistema para ensuciar aún más la cocina, la mayoría de las madres disfrutan mucho compartiendo esta actividad, ¡y la alegría de tu hijo al ver los resultados no tiene precio!

Diez actividades culinarias que a tus hijos les encantarán

  1. Mezclar batidos de fruta
  2. Preparar una tarta
  3. Añadir los ingredientes de una pizza
  4. Amasar pan
  5. Hacer la forma de las galletas
  6. Pisar las patatas
  7. Rellenar los moldes para madalenas
  8. Cepillar una masa con leche o huevo batido
  9. Pesar ingredientes
  10. Hacer bolas de helados para cuencos

Para la mayoría de nosotros preparar galletas o tartas es un bonito recuerdo. Sin duda a tus hijos les encantarán estas actividades, pero también pueden ayudar desde pequeñitos con distintas actividades, como medir los ingredientes para hacer pan o preparar la fruta o los ingredientes para una pizza.

Sin embargo, no hace falta ni decir que la cocina tiene una multitud de riesgos potenciales, por lo que es importante mantener un ojo en los jóvenes chefs y supervisar de cerca cualquier actividad con utensilios afilados, con agua o con superficies calientes.

Escucha y aprende

Para aprovechar al máximo el cocinar con tus hijos, explícales lo que estás haciendo en cada momento y por qué. Por ejemplo, por qué lavas los alimentos o por qué calientas las frutas y verduras más duras hasta que se vuelven blandas y chiclosas.
Si vas a hacer tartas, puede ser divertido dejar a tus hijos probar un poco de cada ingrediente (¡excepto el huevo crudo!) y después comparar sus sabores con el sabor de la tarta acabada.

Mezclar y remover

A muchos niños simplemente les gusta estar con sus padres y participar mientras se prepara la comida. Una de las mejores maneras de animar esta actitud es ofrecerles tareas sencillas fáciles de hacer. Mezclar y remover forman parte de esta categoría, y siempre que se les dé una plataforma estable o una silla para ayudarles a llegar a la superficie de trabajo, no hay ninguna razón por la que los niños más pequeños no puedan ayudar, incluso removiendo las salsas a bajas temperaturas (siempre con supervisión).

Si tu hijo es demasiado pequeño para estar cerca del horno, simplemente añadir un poco de nata a una sopa que acabas de crear con tu batidora manual Braun Minipimer puede ser divertido.

Cómo hacer zumos

A los niños les encantan los zumos y los batidos y, además, como están llenos de frutas y verduras sanas, deberían formar parte regular de la dieta de tu hijo. Bajo supervisión, a los niños les encantará utilizar la batidora manual Braun Minipimer para mezclar estas deliciosas bebidas. Y gracias al sistema anti-vertidos de Braun Minipimer, ¡no debería haber luego mucho que limpiar!

Las batidoras manuales Braun Minipimer son totalmente seguras si se siguen las instrucciones del fabricante. Sin embargo, estas batidoras usan unas cuchillas afiladas que giran a gran velocidad, lo cual puede pasar inadvertido a un niño pequeño.

Puedes dejar a tu hijo que disfrute mirándote preparar comida con tus aparatos eléctricos, pero los niños más pequeños no deben utilizar estas herramientas a no ser que estén supervisados.

Es una buena idea hablar sobre la seguridad en la cocina con tus hijos para ayudarles a aprender la mejor forma de comportarse en la cocina.

Pan y panecillos

A los niños les encanta jugar con la masa para hacer pan y la primera experiencia de cocinar de muchos niños pequeños suele ser preparar pan y panecillos. En general, los ingredientes para la masa del pan son bastante fáciles de medir y la precisión de las cantidades no es muy importante.

Aplastar, amasar o simplemente jugar con la masa no dañará los resultados finales, aunque tienes que asegurarte que la masa sin hornear nunca llegue a los jóvenes paladares de tus curiosos hijos. Dar forma a la masa también les ayuda a aprender importantes habilidades de destreza.

Aplastar, amasar o simplemente jugar con la masa no dañará los resultados finales, aunque tienes que asegurarte que la masa sin hornear nunca llegue a los jóvenes paladares de tus curiosos hijos. Dar forma a la masa también les ayuda a aprender importantes habilidades de destreza.

Ingredientes de las pizzas

Las pizzas, gracias a sus brillantes colores y lo divertidas que son para comer, son las favoritas de los niños. Y no hay mejor manera de que comerlas sea divertido que dejar a tus hijos seleccionar sus ingredientes favoritos y decorar ellos mismos sus pizzas. Muchos de los ingredientes de las pizzas para adultos, como las aceitunas o las anchoas saladas, no son adecuados para la dieta de los niños, ¡pero hay mil otras opciones con las que volverse loco! A menudo, dejar que los hijos elijan sus ingredientes les ayuda a volverse más aventureros y a probar cosas que sino les harían sentirse inseguros.

Sobre todo disfrutarán colocando verduras cortadas que puedes haber preparado antes para ellos utilizando tu batidora manual Braun Minipimer y su accesorio para cortar.

Si se sienten realmente creativos, es fácil para los niños cortar y dar forma a los ingredientes para hacer caras u otros dibujos con la base de la pizza. O incluso podéis hacer también la masa de la pizza y ellos mismos la pueden preparar.

Hacer ensaladas

Incluso sin un cuchillo afilado, los niños pueden sentirse útiles mientras tú estás cocinando preparando o mezclando ensaladas de frutas o verduras. Muchas frutas pueden cortarse fácilmente con cuchillos de plástico o cuchillos no afilados, sobre todo los plátanos maduros, los kiwis, los melocotones y los aguacates. Otros alimentos, como los tomates cherry y pequeños entrantes, no necesitan cortarse. Y no hay nada que impida a tus hijos más pequeños arrancar las hojas de lechuga o mezclar el aliño bajo supervisión.

Para niños más pequeños, simplemente permíteles colocar y mezclar los ingredientes de la ensalada que tú ya has cortado previamente utilizando la batidora manual Braun Minipimer. Es una manera divertida de que ayuden en las comidas.

La importancia de recoger

Nunca es demasiado pronto para explicar a tus hijos la importancia de recoger, sobre todo la cocina. Equipados adecuadamente con un delantal impermeable, la mayoría de los niños al menos tratarán de ayudar lavando o secando, sobre todo si comienzas enseñándoles con cosas de plástico que no se romperán aunque se caigan al suelo o se traten de manera brusca.

Algunas normas de seguridad

Las cocinas están llenas de equipamiento muy emocionante y a veces peligroso. Deja claro a tu hijo cuáles son las cosas que puede usar y cuándo podrá utilizar otros utensilios que sólo niños más mayores y adultos pueden utilizar.

  • No dejes que tu bebé se tumbe o se siente en el suelo mientras preparas la comida.
  • Mantén los cables de los aparatos fuera del alcance de los niños y muy lejos del borde de las superficies.
  • Mantén los mangos de las sartenes lejos del borde para evitar que los niños los puedan coger o tirar.
  • Mantén a los niños fuera de la cocina si tienes prisa en preparar una comida.